Category: "Plantas"

Ficha Cryptocoryne wendtii

Cryptocoryne wendtii

Nombre científico: Cryptocoryne wendtii

 

Dificultad: Media

Origen: Asia

Rango pH: 6-8

Rango dureza: 6-25 gH

Rango temperatura: 23-28 ºC

Altura: Hasta 15 cm

Crecimiento: Moderado

Posición: Delante o laterales

Iluminación: Baja (no tolera luz intensa)

Abonado: Necesita aporte de hierro

Propagación: Estolones

Puede emerger: No si ha estado siempre en acuario

Compatible con cíclidos: No

Compatible con discos: No

 

Observaciones: Son susceptibles a cambios bruscos de temperatura, iluminación, etc.

  26/03/15 12:57:00 pm, by   , 65 words, Categories: General, Plantas ,

Cómo diferenciar la ambulia y la cabomba

A veces al ir a comprar una planta en nuestra tienda de confianza vemos 2 especies de plantas que a primera vista pueden parecer la misma pero que no tienen los mismos cuidados y requerimientos: la ambulia (Limnophila sessiliflora) y la cabomba (Cabomba caroliniana).

Ambulia

Cabomba

 

En las fotos: Ambulia arriba, cabomba abajo.

 

En mi caso siempre recomiendo la ambulia a menos que la persona que lo pida tenga conocimientos previos de acuarios plantados, o esté muy seguro/a de su compra. Especialmente en verano, la cabomba es más susceptible a perder sus hojas, las cuales son más finas y suaves y se deshacen con facilidad. La ambulia suele ser más resistente, pide algo menos de luz y abono y suele ser una apuesta segura.

 

La forma más fácil de reconocerlas es por la forma en que salen sus hojas del tallo. Hay que fijarse un poco pero no falla.

 

En la ambulia, de cada nudo del tallo, sale un conjunto de hojas que luego se divide en varias a su vez. En la cabomba, de cada nudo salen solo 2 hojas en posición opuesta la una a la otra.

 

Si vemos un corte desde arriba en la ambulia veremos...

Hojas ambulia

Si vemos un corte desde arriba en la cabomba...

Hojas cabomba

En cuanto pueda os pondré fotos para que lo veáis más claramente.

  28/07/14 07:11:00 pm, by   , 216 words, Categories: General, Plantas, Cómo diferenciar... ,

Consejos para eliminar y controlar las algas

Cuando en mi trabajo me piden "algo para las algas" siempre les digo lo mismo: tengo productos para eliminar o contrarrestar las algas en un momento dado, pero si no eliminas el origen de esas algas seguirás peleando con ellas para siempre.

 

¿Por qué aparecen las algas? Generalmente por exceso y/o descompensación de nutrientes y por exceso y/o mala calidad de luz. Por tanto mejorando las condiciones de estos dos factores mejorarán e incluso desaparecerán las algas.

 

Nutrientes

 

Lo primero es limitar la cantidad de comida que echamos a los peces. Un porcentaje muy alto de los usuarios de acuarios sobrealimenta, echa demasiada comida, que acaba en el fondo, se descompone - empeorando de paso la calidad de agua - y dando lugar a un nivel elevado de nitratos y fosfatos. También hay que reconocer que no todas las comidas producen la misma cantidad de éstos cuando se descomponen pero eso sería un tema más extenso.

 

Cuanta menos comida echemos a nuestro acuario, sin hacer pasar un hambre exagerada a nuestros peces, mejor. Habrá menos desechos y las algas lo tendrán difícil. Yo siempre recomiendo un día de ayuno a la semana, si no mantenemos especies excesivamente grandes, depredadoras o agresivas.

 

También hemos dicho que la descompensación de nutrientes hace que nos salgan algas. No es necesario que el nitrato y el fosfato estén por las nubes para que tengamos algas. Si uno está muy alto y el otro muy bajo, o los 2 muy bajos, puede que también aparezcan. Los valores que conviene tener como referencia son 10-20 ppm de nitratos y 0,1-0,2 de fosfatos. Mientras se mantenga esa proporción será menos probable que tengamos algas en el acuario.

 

Si tenemos un exceso de cualquiera de los 2 es posible disminuirlo mediante cambios de agua pequeños (5-10%) y frecuentes (diarios o cada 2 días). Si los valores fuesen exageradamente altos siempre podemos recurrir a colocar en el filtro una resina antinitratos o antifosfatos y dejar que hagan su magia. ¡Ojo! La mayoría de las resinas tienen una capacidad de absorción limitada. Cuando llegan al punto de saturación hay que cambiarlas o regenerarlas.

 

Un método sencillo y natural para retirar nutrientes, aunque a veces más lento de lo que nos gustaría, es añadir plantas naturales a nuestro acuario. Si tenemos pocas - o ninguna - es más probable que tengamos algas. Las plantas y las algas son competidoras por nutrientes, luz y CO2, así que si hay mayor cantidad de plantas, especialmente de crecimiento rápido, habrá menos algas. Consulta las plantas más indicadas para principiantes.

 

Por último, una solución casi indispensable cuando tenemos alga verde en suspensión (parece puré de guisantes) es poner una lámpara UV, ultravioleta o germicida. Suele ser necesario ponerla de forma externa, y no es una solución barata, aunque sí muy efectiva. La veremos en profundidad en próximos artículos.

 

Luz

 

La cantidad y calidad de luz en nuestro acuario es algo crítico a la hora de mantener plantas naturales y de combatir contra las algas. Éstas suelen salir por exceso de luz, ya sea por intensidad o por horas (fotoperíodo), o por mala calidad de luz. Los fluorescentes con el tiempo pierden intensidad, y el espectro de luz que nos ofrecían al principio se va deteriorando. Al cabo de un año aproximadamente ya no es ni el 50% de lo que era al principio.

 

Mantener un nivel de luz acorde con lo que tenemos dentro del acuario es importante. Si optamos por pocas plantas y que además sean poco exigentes con la luz, podemos arreglárnoslas con 0,3-0,4 W/litro. Si tenemos algo más de planta, lo suficiente para un acuario convencional, convendría tener 0,4-0,7 W/litro. Y si nos gustan los acuarios bien plantados, con plantas rojas, tapizantes, etc., lo conveniente será0,7-1,0 W/litro. Las temperaturas de color estarán entre 4000 y 9000 grados Kelvin. Veremos este tema más adelante.

 

¿Cómo calculamos la proporción de luz que tenemos en nuestro acuario? Muy fácil: dividimos la cantidad de watios de luz de nuestros tubos entre la cantidad de litros (mejor netos) de nuestro acuario. Ejemplo:

 

Un acuario estándar con un tubo de 18W y 60 litros brutos (tras la decoración, grava, filtro, se quedará en unos 50 litros netos o útiles) tendrá una proporción de:

18/50 = 0,36 W/litro

 

Lo que nunca debemos hacer es intentar compensar la intensidad de luz con las horas que está encendido el fluorescente (o halógeno, o LED). Más de 8 horas es, aparte de un gasto más de electricidad, un exceso que no nos aporta en proporción ninguna ventaja al crecimiento o la salud de la planta. Muchas horas de luz, o un fluorescente con muchas horas de uso es receta casi segura para la aparición de algas.

 

Probad a modificar estos parámetros si teneis algas en el acuario y contadme vuestra experiencia.

  09/07/14 11:26:00 am, by   , 778 words, Categories: Agua, General, Plantas ,

Plantas recomendadas para principiantes

Vamos a retomar las publicaciones con otra pregunta que me hacen muy a menudo: Es mi primer acuario y no tengo ni idea... ¿Qué plantas puedo meter?

 

Como lo más habitual es empezar con kits de acuario que vienen muy cortitos de luz (0,2-0,3 W/litro) vamos a poner plantas que no tengan grandes requerimientos lumínicos. Nos vamos a olvidar de momento de plantas tapizantes (Hemianthus callitrichoides "Cuba", Glossostigma elatinoides, entre otras) y de casi todas las plantas con tonos rojos (Alternantera reineckii, Rotala indica, Ludwigia palustris), porque necesitan mucha luz.

 

Para la parte posterior del acuario...

sería conveniente poner plantas de tallo, es decir, las que crecen sobre todo hacia arriba y apenas echan tallos laterales ni se expanden excesivamente a lo ancho. Nos cubrirán la parte posterior del acuario dando un aspecto más natural y ocultando el filtro, los tubos o el termocalentador que tengamos en esa zona. Algunos ejemplos son la ambulia (Limnophila sessiliflora), la vallisneria (Vallisneria spiralis, Vallisneria gigantea, Vallisneria americana...), la cola de zorro (Ceratophylllum demersum), o alguna higrófila resistente (Hygrophila polysperma, Hygrophila corymbosa en sus distintas variedades especialmente la angustifolia); y si tenemos algo más de luz, en torno a los 0,5 W/litro podemos intentarlo on las variedades más altas de echinodorus como la E.rigidifolius, E.ozelot o E.grandiflorus. Muchas de las mencionadas al principio del bloque crecerán rápidamente y, o bien emergerán si tienen fuerza, o bien si el tallo es blando como en la mayoría de las plantas acuáticas, quedará flotando la parte "sobrecrecida" por la superficie a modo de dosel. Éstas se han de podar por la parte de abajo, lo más cerca de la grava posible, por dos motivos: si podamos por arriba y la planta crece realmente rápido tendremos que volver a podar en pocos días, y como además muchas de ellas sacan un nuevo tallo lateral en el extremo cortado quedaría bastante antiestético si las cortamos por arriba. Si la planta es frondosa, como la ambulia debemos podar de vez en cuando para clarear porque puede llegar a impedirse a sí misma que le llegue la luz y hacer que pierda las hojas más bajas y acabe pudriéndose en tallo. Cortaremos unos cuantos tallos para asegurar que la luz llega a todos los que dejemos sin cortar, desde la base hasta las hojas de arriba.

 

En la zona media o laterales tenemos otras opciones como el helecho de Java (Microsorum pteropus), que según el tamaño del acuario también podemos colocar en la parte trasera, la espada del amazonas o Echinodorus amazonicus y otras del mismo género como E.quadricostatus, muchas de las criptocorines (Cryptocoryne balansae, Cryptocoryne wendtii) que si bien no suelen gozar de mucha popularidad por el verde más apagado o incluso marrón de sus hojas, también requieren de relativamente poca luz para mantenerse y crecer. Aquí podemos incluir también muchas de las anubias, de las más fáciles de mantener, como Anubias barteri, Anubias lanceolata, Anubias hastifolia... que son de crecimiento más bien lento pero que nos darán grandes satisfacciones por su resistencia.

 

La parte delantera del acuario podemos dejarla sin plantar de forma que los peces tengan una zona amplia de natación o bien poner plantas que se no crezcan demasiado en altura como la Anubias nana, alguna Cryptocorine pequeñita, la echinodorus más bajita del mercado (E.tenellus) o incluso podemos atrevernos con algo más complicado como Eleocharis parvula o Lilaeopsis novaezelandiae, siendo éstas dos de las consideradas tapizantes.

 

Para recubrir troncos o rocas podemos recurrir al musgo de Java, sujetándolo con hilo de coser o de nailon, si apretarlo demasiado para no ahogar su crecimiento pero de forma firme para que no se escape o algún pez nos lo mueva de sitio (atención en este caso a peces planos y/o de fondo como Ancistrus y Otocinclus que suelen quedar atrapados entre los hilos en su búsqueda de comida entre las fibras del musgo).

 

Una vez que hemos decidido qué plantas vamos a poner en nuestro acuario y las compramos, el siguiente paso es plantarlas.

 

Previamente debemos revisarlas en busca de posibles caracoles o sus puestas de huevos (éstas son gelatinosas y transparentes y pueden pasar desapercibidas al ojo inexperto). Y para mayor seguridad darles un baño de agua con unas gotitas de lejía o un chorrito de vinagre, pero solo tallo y hojas, dejando fuera las raíces que son lo más delicado. Quitamos la maceta, lana de roca, tarrina, plomos o cualquier cosa ajena a lo que es la planta en sí, que solo sirven para separar los manojos o porciones en la tienda. Tenemos ya la planta sin "accesorios" y recién lavada. Podemos cortar aproximadamente un tercio de la raíz si vemos que está muy larga y así la sanearemos y la planta cogerá más fuerza. Si no, la dejamos tal cual. Debemos enterrar toda la raíz y en ocasiones parte del tallo para asegurarnos que de quedan bien agarradas.  A veces si el tallo es muy fino o la porción de planta que enterramos es pequeña es útil usar unas pinzas largas para sujetar los tallos y enterrarlos, por ejemplo con la Eleocharis parvula.

 

Es totalmente habitual que las plantas con poca o ninguna raíz se desentierren y floten. También si la grava es muy ligera o el grano muy grueso. No hay que desesperar, volvemos a enterrar las veces que haga falta hasta que la raíz esté lo suficientemente fuerte como para agarrarse al sustrato y quedarse fijada de forma definitiva. Una excepción al tema de enterrar la raíz es la anubia. Para este género de plantas es importante que el tallo y la parte superior de la raíz que es más verdosa queden por fuera la de grava/sustrato porque realizan la fotosíntesis y si no les llega luz se debilitan, el tallo se deshace y mueren en poco tiempo. Tampoco enterraremos anubias, helecho de Java o musgos si decidimos enraizarlos en troncos o rocas.

 

Por último debemos tener en cuenta que aunque las plantas no necesitan una aclimatación como los peces, sí tienen un periodo de adaptación al acuario (pH, temperatura, fotoperíodo, etc.) y es normal que pierdan parte de las hojas, o todas ellas, que se pongan feas, amarillentas o más débiles. Vamos a darles una tregua y no arrancarlas de primeras si las vemos así, a veces les lleva un tiempo el recuperarse y echar hojas nuevas. Las tendremos en observación y podemos hacerles una pequeña poda para sanear quitando las partes más débiles. Si la cosa va a más, las tiramos, pero si el empeoramiento para o se revierte y empiezan a crecer y echar brotes nos indicará que la planta se ha "hecho" a nuestro acuario y a partir de ahí, si todo va bien, seguirán su desarrollo satisfactoriamente.

 

(Próximamente ilustraré la publicación con fotos para ayudar a su comprensión).

  17/04/13 04:23:00 pm, by   , 1127 words, Categories: General, Plantas ,

Clasificación sencilla de las plantas de acuario

De forma breve y casi coloquial, podemos distinguir las plantas en unos pocos grupos:

 

- Plantas de tallo.- Tienen un tallo principal que crece en longitud sin apenas ramificaciones laterales. Suelen ser de crecimiento rápido. Ejemplo: ambulia (Limnophila sessiliflora), cabomba (Cabomba caroliniana), rotala (Rotala indica)

- Plantas de roseta.- La mayoría de los Echinodorus (espada amazónica y afines). La planta crece en forma de "mata" más o menos alta y las hojas nuevas salen desde el centro de la misma

- Bulbos.- Como los terrestres que conocemos pero sumergidos. Algunos ejemplos son los lotus y los aponogeton. También entran en este grupo los nenúfares si hablamos de estanque.

- Plantas flotantes.- Su nombre ya nos lo dice todo. No son plantas que vayan enterradas sino que simplemente se quedan en la superficie del acuario, cerca de la luz, crecen rápido. Les gustan las corrientes suaves o nulas. Las raíces suelen ser largas y quedan por debajo de la superficie proporcionando refugio y comida a peces pequeños, gambas, etc. Algunas de ellas son: las distintas lentejas de agua (Lemna minor, Salvinia natans, Limnobium laevigatum), y algunas más grandes más propiamente de estanque como la lechuga de agua (Pistia stratiotes) o el jacinto de agua (Eicchornia crassipes).

- Plantas tapizantes.- Suelen ser de hoja pequeña, rastreras, levantan poco del suelo, en general exigentes con la luz, los nutrientes y el CO2 y forman en el suelo o los troncos/rocas del acuario un tapizado a modo de alfombra más o menos tupida según la especie. Por ejemplo la Cuba (Hemianthus callitrichoides), la glossostigma (Glossostigma elatinoides) y varios musgos, el menos exigente de ellos es el famoso musgo de Java (Vesicularia dubyiana).

  16/04/13 09:25:00 pm, by   , 273 words, Categories: General, Plantas ,

1 2 4 5